Método de Soldadura de Plástico por medio de aporte por aire caliente

La soldadura es del tipo autógena, es decir que se utiliza el propio material de la pieza mientras se agrega material con una varilla de aportación y calor, para recuperar el espesor y el cuerpo de la pieza. Durante la soldadura se dará calor tanto a la pieza como a la varilla de aportación. La formación de una pequeña rebarba en los bordes es garantía de una buena unión del plástico. Las soldaduras también se pueden reforzar con malla metálica, esta técnica le darán un refuerzo extra a las pieza soldadas. El acabado de la operación se hará usando tanto una amoladora, lijadora, taladro, una rasqueta y tacos de lijado manual para dar el acabado correcto a las piezas reparadas.